Imprimir

 

 

Miriam Camilo Recio

Resumen

“Del dicho al hecho hay un gran trecho”, dice una expresión popular. Respecto al Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo" (QAC), compartimos cómo en tan breve tiempo, logramos echar a andar un plan de alfabetización de profundo alcance. Ha sido un proceso muy complejo, masivo, participativo y plural; con productos nacionales, como los materiales; con personal técnico nacional, como directivos, formadores, capacitadores, alfabetizadores, coordinadores, animadores, entre otros; con recursos financieros del presupuesto nacional. Desde diferentes espacios gubernamentales y no gubernamentales se fue construyendo para dar respuesta al problema del analfabetismo, desde el MINERD; esta nos permitió responder con rapidez y efectividad a los retos que nos planteó para iniciar. No nos imaginamos que estaba tan cerca esta oportunidad.

Por fin, se dan las condiciones para lograr avanzar hacia la superación del analfabetismo en su nivel inicial, en un pequeño país, en el cual todos y todas hablamos español; con profundos sentimientos de solidaridad, deseos de cambio y superación, con amplia experiencia acumulada en alfabetización y educación de personas jóvenes y adultas; bajo la responsabilidad del Equipo Técnico Nacional, del Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo", el MINERD y con la voluntad política expresada por el gobierno central.

En este documento se presenta cómo fue en sus inicios el Plan, la dinámica de trabajo para lograr iniciarlo, tal como lo había anunciado el Presidente Danilo Medina Sánchez, en septiembre del 2012, los hechos que en el país sirvieron como antecedentes en alfabetización de jóvenes y adultos, el contexto en que se da el Plan, así como novedades, desafíos, certezas, condiciones favorables y acciones de apoyo a su desarrollo en los inicios.

Palabras clave: Alfabetización - Quisqueya Aprende Contigo

 

El anuncio

El Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez, había anunciado que la alfabetización iniciaría en los Núcleos de Aprendizaje, el día 7 de enero de 2013. En el periodo septiembre-diciembre de 2012, se trabajó para preparar las condiciones e iniciar el proceso de alfabetización en los primeros Núcleos de Aprendizaje. No había duda, se iniciaría el día indicado, se trabajó para que así fuera. Lograrlo con calidad y certeza fue el primer gran desafío al cual se enfrentó el Equipo Técnico Nacional. La población estaba a la expectativa, muchos planes de alfabetización, incluso los más exitosos no habían logrado la superación del analfabetismo de personas jóvenes y adultas; prácticamente todos los programas de alfabetización se habían desarrollado con bajo perfil, e incluso algunos se descontinuaron y el problema continuaba sin resolverse hasta "Quisqueya Aprende Contigo".

Entre septiembre y diciembre de 2012, había muchas preguntas pendientes por responder, situaciones que había que definir para iniciar la implementación del Plan. Unas fueron resueltas para iniciar el 7 de enero, otras en la medida en que se ha ido desarrollando el proceso.

 

Las preguntas

Entre las preguntas fundamentales al iniciar el Plan se destacan las siguientes:

 

¿Qué materiales usar para alfabetizar?


¿Qué enfoques de aprendizaje de la lectura y la escritura priorizar?


¿Cuál propuesta metodológica implementar?


¿Quiénes serán las alfabetizadoras y los alfabetizadores?


¿Cómo seleccionar a las alfabetizadoras y los alfabetizadores?


¿Quiénes capacitarían las alfabetizadoras y los alfabetizadores?


¿Quiénes serían formadores de las capacitadoras y los capacitadores?


¿Cómo organizar y movilizar toda la sociedad y el liderazgo social, político, cultural, religioso y empresarial del país en el marco del Plan Nacional?


El lanzamiento del Plan fue un anunció como otros tantos, pero desde ese momento se identificaban novedades y certezas.

 

Novedades

Un Decreto, estableciendo la Junta que lo preside y el Equipo Técnico, responsable de su ejecución, era algo nuevo; también la articulación entre diversos ministerios en la ejecución del Plan, por primera vez el Ministerio de la Presidencia se involucra directamente, asumiendo un importante liderazgo en el tema. Este se expresa a través de la Dirección General de Programas Especiales; igualmente novedosa es la estructura de gestión y operativa, la integración del liderazgo político a nivel nacional, provincial y municipal; el presupuesto asignado; la declaración de la alfabetización como política de alta prioridad y elreconocimiento de la educación básica como continuo educativo más allá de la alfabetización; entre otras.

 

Desafíos

Generar confianza en los diferentes sectores de la sociedad dominicana respecto a una nueva iniciativa en el campo de la alfabetización de personas jóvenes y adultas y este se constituía en uno de los principales desafíos. Se avanzaba en el proceso, a decir verdad con grandes decisiones en marcha, con la certeza de que podíamos lograrlo como País.

Elaboración del Plan Operativo. Se definieron tres aspectos fundamentales de acción, entre ellos: Movilización Social; los aspectos técnico–pedagógicos y la Operatividad del Plan. En la formulación del Plan Operativo, se toman decisiones de gran trascendencia, como el material con el cual se llevaría a cabo la alfabetización; se define cómo lograr el material para alfabetizar en menos de dos meses de trabajo, para diciembre 2012; cómo y con quién formar a los alfabetizadores; se define la logística y los aspectos administrativos para iniciar.

Diseño y producción de materiales. Increíble pero cierto. A partir del 27 de septiembre de 2012, se define la elaboración y diseño de los materiales del Plan Nacional de Alfabetización; en esa fecha se lleva a cabo un taller para el análisis de los textos, utilizados en el MINERD, los manuales de “Alfabeticemos Ahora”, cuyos originales fueron producidos inicialmente en 1998, en el marco de la Jornada Nacional de Alfabetización. En el Taller participaron representantes de diferentes entidades, se priorizaron las que habían alfabetizado con los referidos materiales, en términos de tiempo; parecía una tarea imposible de lograr; el tiempo límite estaba marcado para los primeros días de diciembre. Un gran desafío.

Desde el 2011, la Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos del MINERD y un equipo de especialistas nacionales e internacionales llevaba a cabo la actualización del currículo del Nivel Básico y se contaba con importantes definiciones curriculares e incluso con textos elaborados. Estos fueron la referencia sustantiva para la producción de los materiales.

Había que conformar un equipo para producir, licitar, diagramar, ilustrar, imprimir, distribuir a nivel nacional y sobre todo lograr materiales de alfabetización de calidad, conscientes de que la sociedad dominicana estaba a la expectativa respecto a con qué materiales se implementaría el Plan.

Otro desafío. En diciembre había que definir el programa de formación de alfabetizadores, previamente seleccionar, organizar y capacitar a los capacitadores; así como organizar a nivel nacional la capacitación de los alfabetizadores que iniciarían, el 7 de enero, el trabajo de alfabetización en sus respectivos Núcleos de Aprendizaje.

Mientras esto sucedía, se respondía a otro desafío: se montaba a nivel nacional la estructura organizativa y operativa del Plan.

Fue un periodo arduo, más se alcanzó el cometido. Como se anunció, las acciones de alfabetización en los Núcleos de Aprendizaje, se iniciaron el 7 de enero de 2013. Estos Núcleos fueron conformados en toda la geografía nacional y se integraron miles de hombres y mujeres excluidos del derecho a la educación.

 

Lanzamiento oficial del Plan. 7.01.2013. Presidente entrega materiales a alfabetizadora

Lograr lo anunciado implicó un intenso trabajo de equipo, que se logró por la efectiva coordinación entre el Ministerio de la Presidencia, a través de la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia y el MINERD, a través de la Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos; así como por la real prioridad que tienen la alfabetización de jóvenes y adultos como política pública en respuesta a poblaciones excluidas del derecho a la educación y como oportunidad de cambio para el país.

A continuación se presentan certezas, condiciones que favorecieron el Plan y principales acciones realizadas para cumplir con el mandato de iniciar en la fecha prevista y otras efectuadas hasta el momento de iniciar la sistematización.

Frente a cada desafío hay certezas, situaciones favorables y acciones de apoyo en las que se fundamenta el desarrollo del Plan para su implementación:

 

Certezas


Condiciones favorables al desarrollo del Plan

Los aspectos conceptuales que pautan el Plan son producto del acumulado de la comunidad internacional y nacional en el campo de la EDPJA. Uno de los aspectos más importante es el concepto de Aprendizaje, como puede apreciarse, este ha sido el eje articulador de "Quisqueya Aprende Contigo": el propio nombre del Plan, los Núcleos de Aprendizaje, las Guía para el Aprendizaje y para Orientar el Aprendizaje.

 

Materiales de Educación de Personas Jóvenes y Adultas RD.

El animador o animadora: esta función en procesos de alfabetización de jóvenes y adultos, es una novedad; es responsable de acompañar y dar seguimiento a quien alfabetiza, está previsto uno por cada diez (10) Núcleos de Aprendizaje. Esta figura ha sido una decisión de gran significación, no sólo como estructura sino por la importancia pedagógica del acompañamiento en procesos de esta naturaleza.

 

La gestión del Plan para su funcionamiento

La estructura de gestión que se ha dado, facilitando la oportunidad a toda la sociedad dominicana para su integración. Ha implicado la participación de profesionales de diversas áreas; la creación del Sistema de Información, Monitoreo, Administración y Gestión (SIMAG), como un Sistema de Información adecuado a la naturaleza de los procesos que se desarrollan, entre otros aspectos. Un trabajo coordinado entre Ministerios y el trabajo en equipo a nivel nacional, provincial y municipal.

 

La Continuidad Educativa

Una oferta educativa para los más excluidos del derecho a la educación, como garantía de sostenibilidad de los resultados del proceso de alfabetización, contemplada en los objetivos del Plan y la construcción de una cultura emprendedora. El continuo educativo está previsto canalizarse, a través de diferentes estrategias.

 

Acciones de apoyo al desarrollo del Plan

La disponibilidad de instituciones para ofertar capacitación para el trabajo a las personas que van saliendo de los Núcleos de Aprendizaje, tales como: las Escuelas Laborales del MINERD y el Instituto de Formación Técnica Profesional, INFOTEP; la política de comunicación y publicidad, sustentada en testimonios de personas alfabetizadas y en dar cuenta de acciones del proceso en todos los rincones del país. Está previsto suplir de lentes a las personas participantes con problemas visuales.

 

Primeras reuniones de la Junta Nacional de Alfabetización

Ausencias iniciales. No obstante el gran esfuerzo realizado para iniciar las acciones del Plan Nacional de Alfabetización en enero 2013, dado el carácter masivo e intensivo del mismo, el inicio estuvo marcado por importantes ausencias o vacíos que se han ido resolviendo en el transcurso de su desarrollo. Se tenía consciencia de los mismos, pero se asumió la responsabilidad de iniciar, aunque no estuvieran dadas todas las condiciones; se identifican las siguientes:

"Quisqueya Aprende Contigo": Un recorrido de grandes aprendizajes.

Las acciones de alfabetización se iniciaron el 7 de enero de 2013, con alrededor de seis mil Núcleos de Aprendizaje y unos cinco mil alfabetizadores. A la fecha, agosto de 2014, se han integrado más de seiscientas mil (600.000) personas al proceso de alfabetización y cuarenta y seis mil (46.000) alfabetizadores previamente capacitados.

El Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo", como hecho técnico pedagógico asume los principios de la educación de personas jóvenes y adultas, entendida desde una perspectiva de derechos a lo largo de la vida y de inclusión, sin discriminación. Asume el diálogo de saberes como estrategia pedagógica para facilitar el aprendizaje, el Núcleo de Aprendizaje como un espacio de encuentro para la construcción de ciudadanía, a partir de la reflexión crítica de la realidad y de la vida cotidiana de quienes participan en el proceso de alfabetización; también como espacio orientado al desarrollo de capacidades y competencias para la vida y el trabajo, la convivencia armónica, el ejercicio de derechos y deberes y el compromiso de construir un mejor país y una sociedad fundamentada en valores.

Como movimiento social y pedagógico, el Plan está permeado por principios básicos de la educación popular: partir de la realidad, de las necesidades e intereses de los participantes, superando una visión escolarizada del aprendizaje e importantizando las experiencias educativas en espacios no formales, en los que participan miles de hombres y mujeres, que han hecho de cada rincón, callejón, enramada, salón comunitario, Un Lugar para Aprender.

La iniciativa ha significado la historia de cambio en la vida de miles de hombres y mujeres que comienzan a ejercer su derecho a la educación. La mejor evidencia es que en el transcurso de este mes de agosto, en diferentes zonas del país, organizaciones sociales se han expresado demandando al Estado condiciones para la continuidad educativa.

Miriam Camilo Recio.Directora Nacional de Educación de Jóvenes y Adultos del MINERD  e integrante del Equipo Técnico del Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo